Cerrar
Honda MSX125

MSX125

Un nuevo concepto

Estilo único y exclusivo

Compacta, fácil de conducir y práctica, diseñada para jóvenes motoristas, la MSX125 fue un completo éxito desde su aparición. En 2016, Honda ha rediseñado la MSX125 para darle una nueva apariencia de “mini streetfighter” conservando la esencia del modelo original, pero dándole un toque extra.

Déjate ver

Tiene todo lo que se espera de una Honda en cuanto a prestaciones, calidad y usabilidad, presentando su propio estilo y actitud.

El embrague, el cambio de marchas y el acelerador funcionan igual que en las motos más grandes. Bajo su llamativa y "musculada" carrocería, hay una gran cantidad de características que dan lugar a una conducción equilibrada, ágil y confortable. Entre ellas se incluyen la horquilla invertida, un chasis backbone de acero, neumáticos de 31 mm de grosor y llantas con radios con diseño en Y.

Potencia en un formato compacto

Un motor de 125 cc con sólidas prestaciones.

Una mayor admisión y un escape optimizado, junto con la tecnología de baja fricción dan como resultado un motor de 125 cc de dos válvulas, con inyección PGM-Fi y refrigeración por aire muy económico. Junto a una caja de cambios de 4 velocidades y embrague bañado en aceite multidisco, la unidad ofrece un buen par motor desde baja velocidad, pero con una aceleración suave y resuelta cuando es necesario.

Para el modelo de 2016 se ha cambiado la posición del tubo de escape, acortándolo, lo que contribuye a darle un toque más agresivo a la motocicleta.

Ver y ser visto

En 2016, la nueva MSX125 incorpora iluminación LED, no sólo en el faro delantero, lo que ya le brinda una sólida identidad y presencia, sino también en el faro trasero y los intermitentes. Todo ello hace que destaque por encima del resto, haciéndola más visible para el resto de conductores.

Por otra parte, el panel LCD es muy fácil de leer gracias a su tamaño compacto, ofreciendo al motorista toda la información necesaria.


Chasis polivalente

20. El chasis de la MSX125 se diseñó con el objetivo, no sólo de conseguir una base sólida para una motocicleta práctica de fácil uso y estacionamiento en entornos urbanos, sino también de permitir disfrutar del placer de conducir fuera de la ciudad.